NUTRIENTES MARAVILLOSOS

PROTEINA DE ARVEJA

La proteína de arveja tiene un gran perfil de aminoácidos, incluyendo una gran cantidad de aminoácidos de cadena ramificada que son muy conocidos por su efecto en la disminución de la ruptura muscular después de los entrenamientos. Pero los músculos no son la única parte de tu cuerpo que se benefician de la proteína de arveja.

1- Ayuda a perder peso de GRASA, manteniendo el tejido magro y sano. 

Consumir entre 1,5 y 2 gramos por kilo de peso de proteína diariamente hará que puedas  construir músculo y quemar grasa más rápido. Por lo tanto, si pesas 65kilogramos, debes tomar alrededor de 97-130 gramos de proteína por día aproximadamente.

 

Otra gran característica de la proteína de arveja es su capacidad para disminuir los niveles de la hormona del hambre, la grelina. Tu estómago secreta grelina cuando está vacío para decirle a tu cerebro que tiene hambre. La proteína de arveja produce un gran número de péptidos que retrasan el vaciado del estómago y la secreción de grelina. De hecho, la proteína de arveja se asemeja a las proteínas lácteas en su capacidad para ayudarte a sentir lleno por más tiempo. Sin embargo si tienes necesidad de nutrirte mejor, tiene el efecto de permitir que la proteína se absorba de manera eficiente. Así es sutil para bajar de peso o aumentar saludablemente según el requerimiento del organismo. 

2- Ayuda atener un corazón sano.

En 2009 científicos canadienses encontraron que la proteína de arveja baja la presión arterial alta. Las ratas en el estudio mostraron una disminución de 20 por ciento en la presión arterial en el transcurso de sólo ocho semanas de tratamiento de proteína de arveja.

En otro estudio publicado en el American Journal of Epidemiology, los investigadores encontraron que la ingesta en el tiempo de las proteínas vegetales, en lugar de las proteínas de origen animal, disminuyó el riesgo de enfermedad coronaria (CHD). Si estás en cualquier tipo de riesgo de problemas cardíacos, lo mejor que puedes hacer es comer alimentos que reduzcan la inflamación y evitar lo contrario. La inflamación es la causa de casi todas las principales enfermedades del corazón, y la cardiopatía coronaria no se excluye de esa lista.

3- Puede disminuir el riesgo de enfermedad renal

El estudio en Canadá, que demostró que la proteína de arveja reduce la presión arterial alta, tenía como objetivo determinar los efectos de la proteína de arveja sobre la enfermedad renal crónica (ERC). Aunque no pudieron decir exactamente por qué, los investigadores afirmaron que el consumo de proteína de arveja realmente podría retrasar o prevenir el inicio de la ERC. Para los pacientes ya diagnosticados, la capacidad de la proteína de guisante para regular los niveles de presión arterial representa un beneficio significativo, ya que muchas muertes relacionadas con ERC se deben a complicaciones cardiovasculares, ya que la ERC se asocia con un aumento de la presión arterial.

4- Aumenta el espesor muscular

 Un estudio de 2015 publicado en el Diario de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva demostró que la proteína de arveja aumenta el espesor muscular tan potentemente como las proteínas lácteas.  La fuente de este crecimiento muscular es probablemente las altas cantidades de l-arginina en la proteína de arveja, que se encuentran en concentraciones más altas que en otros productos protéicos.

La Arginina – y l-arginina – es un aminoácido condicional que ayuda a construir músculo. Los aminoácidos condicionales son aquellos que no son producidos por tu cuerpo que no son necesarios, excepto en momentos de estrés o enfermedad.

5- Regula el azúcar en la sangre

Ciertos ingredientes en los alimentos afectan la manera en que esos alimentos aumentan los niveles de glucosa en la sangre. Un estudio realizado por el Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto probó los efectos de la proteína de arveja sobre la ingesta de alimentos, los niveles de glucosa y el apetito en hombres jóvenes sanos. Mientras que la adición de proteína de arveja no cambió la ingesta de alimentos o el apetito, los niveles de glucosa en sangre de los sujetos se mantuvo más bajo que lo normal. Esto sugiere que la proteína de arveja puede ser considerada un ingrediente de valor agregado, y cuando se agrega a otros alimentos, puede mejorar el control de la glicemia.

6- Perfil de Aminoácidos de Proteína de Arveja

Debido a los variados tipos de soja y la confusión a menudo alrededor de los polvos de proteína, tienden a haber un montón de opiniones diferentes sobre las variedades de aminoácidos en diferentes tipos de proteínas y lo que es necesario para el organismo. La proteína de arveja tiene un perfil casi completo, aunque hay un par de aminoácidos no esenciales (aminoácidos que su cuerpo ya produce) y aminoácidos condicionales que faltan.

 

Una porción de proteína de arveja es de menos de una onza – 23 gramos (aprox.) – y contiene aproximadamente:

  •     90-103 calorías

  •     7 gramos de carbohidratos

  •     17-23,9 gramos de proteína

  •     0.3 gramos de grasa

  •     6 gramos de fibra

  •     400 UI de vitamina D (100 por ciento del valor diario)

  •     5 UI de vitamina E (18 por ciento del valor diario)

  •     5 microgramos de vitamina K (6 por ciento del valor diario)

  •     200 UI de vitamina A (4 por ciento del valor diario)

 

 

Espirulina

Esta micro-alga existe en el planeta desde unos tres mil quinientos millones de años antes del presente.  La ESPIRULINA crece en medios adversos por lo que ha sido capaz de absorber los elementos necesarios para sobrevivir, siendo una de las primeras algas en realizar fotosíntesis, tiene una enorme capacidad de almacenar nutrientes. Su geometría es de espiral, sus células cilíndricas miden de 3 a 13 micras de diámetro y su largo puede tener entre 100 y 200 micras.

La Espirulina tiene cualidades inmunológicas,  antioxidantes, antiviral, protector contra el cáncer, retiene metales pesados por lo que es un antitóxico. Se ha demostrado que es un regulador contra la hiperglicemia y la hiperlipidemia (Belay, 2002). Está autorizada legalmente como complemento alimenticio en EE.UU., Europa, Japón y la Cuenca del Pacífico. En Estados Unidos la FDA (Departamento para la alimentación y medicamentos) la autorizó a partir de 1981, indicando que es una fuente proteica que contiene además vitaminas y minerales. La Spirulina absorción es muy eficiente por parte del sistema digestivo, entre 85 y 95% (Henrikson, 1994). Esto guarda relación con el sentido de giro de su espiral, compatible con el giro del ADN humano.

Es rica en vitamina E (agente de antienvejecimiento celular) y vitamina B1 (tiamina), importante para producir acetilcolina (un neurotransmisor). La vitamina B12 es necesaria para un normal funcionamiento del tejido nervioso, ayudando a mantener la vaina de mielina que rodea a los axones neuronales.

La microalga aporta dosis de hierro, zinc, cobre y germanio, siendo este último un semiconductor que conserva los contactos eléctricos a través del sistema neurológico. La Spirulina contiene 65% de proteínas y aminoácidos; 55 de lípidos, 7% de minerales; 20% de hidratos de carbono y 3% de humedad. Dentro de los aminoácidos esenciales esta microalga tiene: isoleucina 5,6%; leucina 8,7%; lisina 4,7%, metionina 2,3%; fenilalanina 4,5%; treonina 5,2%; triptófano 1,5% y valina 6,5%. Las vitaminas aportadas por 10 g de Spirulina en función de la dieta diaria recomendada, son: vitamina A betacaroteno 4,60 veces; vitamina B1 tiamina 0,21; vitamina B2 riboflavina 0,21; vitamina B3 (niacina) 0,07; vitamina B6 (piridoxina) 0,04; vitamina B12 5,33 veces; vitamina E alfa-tocoferol 0,03 (Henrikson, 1994).   Con respecto al consumo de agua en litros por kilogramo producido y al porcentaje de proteína aportada, la Spirulina tiene un 65% de proteínas y consume 2.499 litros; la soja tiene 34% de proteínas consumiendo 8.860 litros; el maíz tiene 9% de proteínas y consume 12.416 litros; una res en establo alimentada con grano tiene 20% de proteínas y consume 104.000 litros (Earthrise Farms 1998).

 

MACA 

Fuente natural de fuerza, resistencia, rendimiento deportivo , vigorizante y sensación de bienestar general.

Es muy valiosa por sus grandes propiedades para curar dolencias y enfermedades. Entre las cualidades más importantes podemos destacar:

 

1. Estimulante: contiene macamida, que actúa en el hipotálamo y las glándulas suprarrenales regulando los niveles hormonales y proporcionando un efecto energético en el cuerpo. Algunos estudios también confirman que la maca aumenta la fertilidad y la función sexual,  debido a que aumenta el flujo sanguíneo de la zona pélvica y genital.

 

2. Menopausia: Sus propiedades mineralizantes y revitalizantes, tienen un efecto especial enla menopausia de la mujer, porque sus fitoesteroides ayudan a tratar los síntomas como los  sofocos, etc.

 

3. Energética: Sus componentes hacen transportar más oxígeno al cuerpo y evitar la baja presión. Regula el funcionamiento de la glándula tiroides y es un complemento ideal para la fatiga, la pérdida de memoria, el cansancio y el estrés.

4. Sistema inmunitario: Estimula las células defensivas gracias a los alcaloides, previene resfriados y contagios fortaleciendo las defensas del cuerpo.

5. Antidepresivo: Ha mostrado ser eficaz en  tratamientos para dormir o para la depresión.

6. Anticancerígeno: Gracias a su componente glucosinato, que le da la propiedad de eliminar de forma natural las células dañadas o afectadas del organismo.

7. Protector de la piel: Aumenta el grosor de la epidermis (capa exterior de la piel) lo que ayuda a protegerse del sol.

 

8.Beneficios adicionales: Aumenta la resistencia, la líbido, el rendimiento deportivo y el bienestar general, regula y aumenta la función del sistema endocrino, apoya las glándulas suprarrenales, alivia los síntomas premenstruales y de la menopausia.  Aumenta la fertilidad y la función sexual.

 

QUINOA

La quinua es un grano pseudocereal, con un contenido rico en proteínas. Tiene casi el doble de la cantidad de proteína que se encuentra en la avena y un poco más de fibra y hierro. La quinua es una proteína completa.

La cual ayuda al cuerpo a reparar las células y producir nuevas. La proteína también es importante para el crecimiento y desarrollo durante la infancia, la adolescencia y el embarazo. El alto contenido en proteínas de la quinua la convierte en una buena opción en lugar del arroz y otros granos ricos en carbohidratos y bajos en proteínas, especialmente para las personas con diabetes.

La quinua también es una buena fuente de potasio, que se necesita para el desarrollo del músculo y las proteínas, mantener un ritmo cardíaco regular.

La quinua tiene varios antioxidantes, ayudando a prevenir el daño celular. Esto es importante para la cicatrización, la prevención de enfermedades y el envejecimiento. No contiene gluten, es especial para pacientes con colon irritable, alergias entre otras.

La quinoa contiene grasas saludables para el corazón que pueden ayudar a aumentar el "colesterol bueno".

Berenjena: Su contenido en agua es realmente alto, un 90 por ciento. Además tiene pocas grasas y proteínas.  Entre las vitaminas podemos destacar las del tipo E, A, C, B1, B2.  Los minerales que más destacan son el hierro, magnesio, calcio, fósforo y potasio.  Así mismo es rica en Ácido fólico, fibra y carbohidratos.   Se le atribuyen propiedades diuréticas, laxantes y relajantes.

AMARANTO

 

La composición nutricional del amaranto ha merecido que sea considerado uno de los 36 vegetales con mayor potencial alimenticio para la humanidad, debido a su riqueza en minerales y proteínas, su resistencia a la sequía y su gran rendimiento agrícola.Ideal en anemias y desnutrición, es un alimento rico en hierro, proteínas, vitaminas y minerales; a tener en cuenta también en la osteoporosis, ya que contiene calcio y magnesio.  Alto nivel de proteínas, que va del 15 al 18 %, ademas es libre de gluten, con 6,7% de fibra. Entre los cereales y pseudocereales el amaranto ocupa una posición destacada: con un 13,6% aporta casi el doble de proteínas que el arroz integral y supera al trigo (11,4%), al alforfón (10%) y al mijo (10,5%).

FLOR DE JAMAICA

 

Debido a sus propiedades organolépticas, el extracto se usa frecuentemente como corrector del sabor de otras bebidas o de medicamentos.

 

Se ha reportado que presenta moléculas con poder reductor ya que éstas actúan como antioxidantes al prevenir o detoxificar procesos que conducen a la producción de radicales libres y muerte celular.Además, estas moléculas poseen actividad antiinflamatoria, antihemorrágica, vasodilatadora, antineoplásica, antiviral, antibacteriana, antialérgica y hepatoprotectora entre otras.

Los principales constituyentes del H sabdariffa (Flor de Jamaica) que son relevantes desde el punto de vista farmacológico son ácidos orgánicos (ácido cítrico, hidroxicítrico, málico, tartárico, hibísico); antocianinas (delfinidina-3-sambubiósido y cianidina-3-sambubiósido); flavonoides y compuestos fenólicos tipo ácido ( ácido protocatecuico o PCA, eugenol, ácido gálico, clorogénico, derivados del ácido quínico, quercetina). Además también se ha demostrado la presencia de alcaloides, ácido ascórbico,β-caroteno, vitamina B₁ y B₂.

Los compuestos fenólicos del Hibiscus sabdariffa (HS), como el ácido protocatéquico que se encuentra en el extracto de las flores de jamaica posee fuertes propiedades antioxidantes al disminuir la peroxidación de lípidos, que es un mecanismo potencial de daño celular; Reduce significativamente la formación de malondialdehido, principal compuesto usado como indicador de la peroxidación de lípidos.

En personas obesas aumenta la secreción de IL-6, TNF-α, MCP-1 ( proteína quimioatrayente de monocitos 1) y VCAM-1 ( molécula de adhesión vascular). Esto conduce a un estado de inflamación incluyendo infiltración de macrófagos en el tejido adiposo. La acumulación de lípidos en otros órganos como el hígado, músculo o páncreas puede provocar inflamación en estas regiones , resistencia a la insulina, enfermedades metabólicas como esteatosis hepática, ateroesclerosis y diabetes tipo II. El extracto etanólico de HS ha demostrado inhibir la xantina oxidasa in vitro, disminuye las secreciones de PGE₂ en células expuestas a LPS(lipopolisacárido) e inhibe sustancias inductoras de fiebre como las citocinas.

En los estudios se administró extracto etanólico a ratas hiperlipidémicas y se vió que las concentraciones de 200 y 300mg/Kg de extracto de jamaica mostraron una reducción del colesterol sérico en un 18.5% y 22% respectivamente, el nivel de triglicéridos en suero en un 15.6% y 20.6% respectivamente; el nivel sérico de LDL en un 24% y 30% y el nivel de VLDL en un 15.5% y 20.5%. Sin embargo, no se apreció ningún cambio significativo en el nivel de HDL.

 

Omegas 3

 

 En las semillas de chía se encuentra una de las formas de omega 3 que es alfa linolénico (18:3 omega 3, a-ALA).  Existen varios mecanismos a través de los cuales los omega 3 actúan en la célula. Algunos empiezan a partir de su incorporación en los fosfolípidos de la membrana celular. Esta incorporación, va a depender de un mayor consumo en la dieta y que sus mayores concentraciones se encuentran en los tejidos de la retina, corteza cerebral y en menor concentración en tejido adiposo, hepático y muscular (11). El primer mecanismo a través del cual se ha visto mejora algunos daños metabólicos como la resistencia a la insulina, ligado a la interrupción del paso de glucosa a la célula, es su capacidad de volverla flexible. Este mecanismo hace que algunos de las proteínas incrustadas en la membrana celular que actúan como receptores los vuelve más receptivos a los estímulos externos de la célula. Es el caso del receptor de la insulina que al estar más expuesto con el medio aumenta su sensibilidad y por lo tanto el paso de glucosa hacia la célula.

Otro efecto, es el antiinflamatorio por medio del cual se ha visto previene o mejora algunas enfermedades (12,13). Un estado inflamatorio es un mecanismo de defensa del organismo debido a estímulos del ambiente. La respuesta inflamatoria implica la interacción de varios tipos de células, así como de producción de los derivados de lípidos como prostanglandinas, leucotrienos, citoquinas proinflamatorias, entre otras. Algunas enfermedades tienen como principal condición la inflamación de base y por lo tanto de una elevada concentración de estas sustancias proinflamatorias. Los ácidos grasos omega 3 realizan su efecto antiinflamatorio a partir de la producción de sustancias llamadas protectinas y resolvinas.

Cúrcuma:  la curcuma tiene multiples sustancias con capacidad polofenolica los cuales sirven para

reducir los procesos inflamatorios y, por lo tanto, incrementar la resistencia a determinadas

enfermedades. La curcumina y  curcuminoides de la cúrcuma. La mayoría de las enfermedades tienen un componente discreto  pero obvio de inflamación sistémica.

Concretamente, los efectos de los curcuminoides y de su principal componente, la

curcumina, han sido ampliamente documentados.  Se ha demostrado  que poseen una potente actividad antioxidante, inhiben la ciclooxigenasa 1 (COX-1), la lipoperoxidasa (LPO), el factor nuclear NF-κB (NF-κB), así como los AGE.

La mayoría de los  efectos han sido demostrados mediante estudios experimentales; sin embargo, los estudios clínicos en humanos son escasos. Se ha sugerido que la suplementación con curcuminoides podría ser interesante como un complemento para los tratamientos farmacológicos, además de cómo tratamiento prebiótico en condiciones en las que no existe una terapia eficaz, como en el caso de la enfermedad de Crohn, en pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos durante periodos prolongados, y también en patologías tales como el cáncer, la cirrosis hepática, la enfermedad renal crónica, la enfermedad digestiva obstructiva, la diabetes y la enfermedad de Alzheimer.

 

LISINA

La lisina es un aminoácido esencial para el funcionamiento de los neutrofilos, que son soldados de nuestra sistema inmune, en el algunos procesos como quimioterapia, esta lisina esta anormalmente baja 

 

HIDROLIZADO DE SUERO DE LECHE

La leche tiene dos ingredientes  que la hacen deletérea para la salud, la CASEINA y la LACTOSA, que hace que se den fenómenos inflamatorio y alérgicos en el ser humano, sin embargo se ha visto que sus globulinas (proteinas de menos tamaño) son esenciales para un buen sistema inmunológico, de hay que hidrolizar el suero de leche y extraes las globulinas hacer que este hidrolizado sea de una gran potencial nutricional. 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

1. El-Saadany SS, Sitohy MZ, Labib SM, El-Massry RA. Biochemical dynamics and hypocholesterolemic action of Hibiscus sabdariffa (Karkade). Nahrung. 1991;35:567– 576. 2. Haji-Faraji MH, Haji-Tarkhani AH. The effect of sour tea (Hibiscus sabdariffa) on essential hypertension. J Ethnopharmacol. 1999;65:231–236.

3. Wang CJ. Method to counter oxidation LDL, decrease triacylglyceride or cholesterol and inhibit atherosclerosis using Hibiscus sabdariffa extract. United States Patient Application No 0096021. 2003 May 22.

4. Ross IA. Medicinal plants of the World. Vol I. Totawa, NJ: Humana Press; 2003.

5. Carvajal-Zarrabal O, Waliszewski SM, Barradas-Dermitz DM, et al.The consumption of Hibiscus sabdariffa dried calyx ethanolic extract reduced lipid profile in rats. Plant Foods Hum Nutr. 2005;60:153–159.

6. Hirunpanich V, Utaipat A, Morales NP, et al. Hypocholesterolemic and antioxidant effects of aqueous extracts from the dried calyx of Hibiscus sabdariffa L. in hypercholesterolemic rats. J Ethnopharmacol.2006;103:252–260.

7. No authors listed Dietary fat and its relation to heart attacks and strokes. Report by the Central Committee for Medical and Community Program of the American Heart Association. JAMA. 1961;175:389–391. [PubMed] [Google Scholar]

8. Lopez-Jaramillo P. Defining the research priorities to fight the burden of cardiovascular diseases in Latin America. J Hypertens. 2008;26:1886–1889. [PubMed] [Google Scholar]

9. Institute for Health Metrics and Evaluation . Health data for Colombia. Seattle, USA: IHME; 2016. http://www.healthdata.org/colombia [Google Scholar]

10. Teicholz N, Thorn E. Saturated Fats and CVD: AHA Convicts, We Say Acquit. Medscape; [July 12 2017]. Available from: www.medscape.com/viewarticle/882564_print. [Google Scholar]

11. Frantz ID, Dawson EA, Ashman PL, Gatewood LC, Bartsch GE, Kuba K. Test of effect of lipid lowering by diet on cardiovascular risk The Minnesota coronary survey. Arteriosclerosis. 1989;9:129–135. [PubMed] [Google Scholar]

12. Taubes G. Good calories, bad calories: fats, carbs, and the controversial science of diet and health. New York: Alfred A. Knopf; 2007. [Google Scholar]

13. Teicholz N. The big fat surprise: New York: Simon & Schuster; 2014. [Google Scholar]

14. Ramsden CE, Zamora D, Majchrzak-Hong S, Faurot KR, Broste SK, Frantz RP. Re-evaluation of the traditional diet-heart hypothesis analysis of recovered data from Minnesota Coronary Experiment (1968-73) BMJ. 2016;353:i1246–i1246. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

15. Skeaff CM, Miller J. Dietary fat and coronary heart disease Summary of evidence from prospective cohort and randomized controlled trials. Ann Nutr Metab. 2009;55:173–201. [PubMed] [Google Scholar]

16. Mozaffarian D, Micha R, Wallace S. Effects on coronary heart disease of increasing polyunsaturated fat in place of saturated fat A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. PLoS Med. 2010;7:e1000252. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

17. Hooper L, Summerbell CD, Thompson R, Sills D, Roberts FG, Moore HJ. Reduced or modified dietary fat for preventing cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2011;(7):CD002137–CD002137. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

18. Chowdhury R, Warnakula S, Kunutsor S, Crowe F, Ward HA, Johnson L. Association of dietary, circulating, and supplement fatty acids with coronary risk a systematic review and meta-analysis. Ann Intern Med. 2014;160:398–406. [PubMed] [Google Scholar]

19. Schwingshackl L, Hoffmann G. Dietary fatty acids in the secondary prevention of coronary heart disease a systematic review, meta-analysis and meta-regression. BMJ Open. 2014;4:e004487 [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

20. Hooper L, Martin N, Abdelhamid A, Davey Smith G. Reduction in saturated fat intake for cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2015;(6):Cd011737–Cd011737. [PubMed] [Google Scholar]

21. Harcombe Z, Baker JS, Davies B. Evidence from prospective cohort studies does not support current dietary fat guidelines a systematic review and meta-analysis. Br J Sports Med. 2017;51:1743–1749. [PubMed] [Google Scholar]

22. Hamley S. The effect of replacing saturated fat with mostly n-6 polyunsaturated fat on coronary heart disease a meta-analysis of randomized controlled trials. Nutr J. 2017;16:30–30. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

23. Eckel RH, Jakicic JM, Ard JD, de Jesus JM, Houston Miller N, Hubbar VS. 2013 AHA/ACC guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk a report of the American College of Cardiology/American Heart Association task force on practice guidelines. Circulation. 2014;129:S76–S99. [PubMed] [Google Scholar]

24. Dietary Guidelines Advisory Committee . Dietary Guidelines for Americans 2015-2020. Washington, DC: US Department of Agriculture; 2015. [Google Scholar]

25. Sacks FM, Lichtenstein AH, Wu JHY, Appel LJ, Creager MA, Kris-Etherton PM, et al. Dietary fats and cardiovascular disease: a presidential advisory from the American Heart Association. Circulation. 2017;136(3):e1–e23. [PubMed] [Google Scholar]

26. Dehghan M, Mente A, Zhang X, Swaminathan S, Li W, Mohan V. on behalf of the Prospective Urban Rural Epidemiology study investigators Associations of fats and carbohydrate intake with cardiovascular disease and mortality in 18 countries from five continents (PURE) a prospective cohort study. Lancet. 2017;390:2050–2062. [PubMed] [Google Scholar]

27. Miller V, Mente A, Dehghan M, Rangarajan S, Zhang X, Swaminathan S. Fruit, vegetable, and legume intake, and cardiovascular disease and deaths in 18 countries (PURE) a prospective cohort study. Lancet. 2017;390:2037–2049. [PubMed] [Google Scholar]

28.Scott EM. Nutrition of Alaskan Eskimos. Nutr Rev. 1956; 14(1): 1-3.         [ Links ]

29. Bang HO, Dyerberg J, Sinclair HM. The composition of the Eskimo food in north western Greenland. Am J Clin Nutr. 1980; 33(12): 2657-61.         [ Links ]

30. Marchioli R. Early Protection Against Sudden Death by n-3 Polyunsaturated Fatty Acids After Myocardial Infarction: Time-Course Analysis of the Results of the Gruppo Italiano per lo Studio della Sopravvivenza nell'Infarto Miocardico (GISSI)-Prevenzione. Circulation. 2002; 105(16) :1897-903.